Memorias de Marcos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Memorias de Marcos

Mensaje por Marcos LeMarc el Mar Dic 22, 2009 4:29 pm

Primer día

Primeros momentos [post en activo...]

Acabó de llegar a este nuevo país y lo único que me encuentro son un montón de humanos sin ninguna información de utilidad aunque para mi suerte logré comprarle a uno de ellos un atuendo que parece ser muy típico en esta zona.

No me demoré mucho en hablar con el y, después de hablar con todos los pasajeros del barco, me limité a dormir hasta llegar a mi destino, Japón. Al bajar del barco no encontré nada de interés pero si logré oler algo que captó mi atención, un olor que me resultaba muy conocido.

Me dirigí al foco del lugar y terminé por encontrar una cueva en la que al parecer se habían estado hospedando algunos de mi raza tiempo atrás. No encontré nada de interés y ninguno de mis familiares había pasado por el lugar por lo que me retiré del lugar pero debido a que aun no tenía nada que hacer, decidí regresar y dejar para luego la recolección de información.

Estuve un rato en el interior de la cueva y, para mi sorpresa, un nuevo olor se hizo presente en la zona. Desconocía a quién pertenecía pero claramente no era humano. Cuando quise darme cuenta frente a mí había una niña de pelo negro y piel blanquecina... ¿qué estaba haciendo en aquel sombrío lugar?

Empece a hablar con ella y según palabras suyas estaba en aquel lugar por un impulso, realmente no terminaría de comprender esas palabras hasta poco después mas que nada, por que se lo pregunte y, al parecer, estaba allí por razones similares a las mías.

La curiosidad me hizo seguir con mis preguntas y acabe por seguir hablando con ella, ambos nos presentamos y descubrí que ella era una Súcubo y que, al igual que yo, no era humana. No me causó ninguna reacción extraña el saber aquello y no le di demasiada importancia a la raza a la que pertenecía mas era bueno saberlo.

Eso me explicó varias cosas como el porque de la atracción que su aroma me causaba aunque en ello también tenía bastante que ver el color de sus ojos, realmente me gustaba aquel rojo que no hacía mas que recordarme a las lunas rojas que tanto me gustaban. Eran pocas las que había visto desde mi país pero tenía su imagen grabada en la cabeza...

Y así el día sigue avanzando... [post en activo...]

Tras dejar el lugar me dirigí a la ciudad, pensé que en las calles del lugar conseguiría encontrar algo de mi interés o que me acercase a mi último encargo. Realmente no era nada del otro mundo, simplemente tenía que hablar con un tal Kensuke Yagami (Off: invención mía) y darle una carta del contratista, nada del otro mundo.

Al avanzar por las calles un nuevo olor sacudió mi nariz, era similar al de la niña de antes pero no logré reconocer su similitud hasta mas tarde debido a que el suyo se mezclaba con el de los humanos con cierta discreción.

Pensé que podía tener información valiosa para mi trabajo, no se porque pero tuve esa impresión por lo que me concentré en detectar el foco del olor. Era una mujer de cabellos verdes y ojos castaños.

La perdí de vista por unos momentos y sin darme cuenta se me abrió una oportunidad para hablar con ella y obtener información sin parecer sospechoso. Un trio de hombres se propusieron molestarla o algo similar, no fue difícil espantarlos gracias a la herencia de mi clan pero, para mi mala suerte, la chica se desmayó antes de que pudiese preguntarle nada.

La acabe llevando en brazos hasta un banco y poco después despertó. Hablamos un poco y le acabe preguntando por Kensuke. ¡Dios! ¡Que susto! Ni me di cuenta del momento en el que me agarró de la mano para empezar a correr. Realmente me costaba correr con aquella ropa, no se como ella podía pero yo casi me caigo de bruces al suelo aunque, gracias a ello, logré llegar a donde se hospedaba mi misión.

Pero al parecer mi misión no iba a ser tan simple como pensaba, según me dijo a aquel lugar no podía pasar mucha gente y que tendría que hacerme pasar por su novio para poder entrar. No puedo negarlo, me sorprendí bastante ante este hecho pero lo que mas llamó mi atencion fueron sus comentarios. Mi orgullo mezclado con su aroma me instaron a responder e hice algo que no acostumbraba como podían ser los susurros o las caricias.
avatar
Marcos LeMarc

Masculino
Cáncer Mensajes : 43
Puntos : 57
Reputación : 0
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.